&nbsp

Pastelería árabe en la provincia de Cádiz

En nuestro país gran parte de la pastelería y repostería que se elabora tiene orígenes árabes y sus recetas se han incorporado al recetario español junto con influencias de la repostería judía, dando lugar a productos como los churros, los buñuelos, en sus diferentes versiones, el alfajor, las almojábanas, el pan de higos, el alajú, el arnadí, el turrón o el mazapán.

Realmente fueron los árabes los que dieron un gran esplendor a la pastelería porque aportaron nuevas formas de endulzar. Ellos fueron los “culpables” del empleo de la caña de azúcar para endulzar y es sabido que ya refinaban dicha caña en el siglo IX . Igualmente se extendió el cultivo de cítricos y de almendras. Los árabes introdujeron el limón, la cidra, la almendra, la caña de azúcar, el naranjo…

Aunque presente su influencia en toda la repostería gaditana, tanto tradicional como innovadora, hay tres enclaves en la provincia donde podemos encontrar una repostería de clara influencia árabe:

Vejer de la Frontera. En este hermoso pueblo encaramado en un cerro, encontramos las influencias en toda su gastronomía y en sus dulces. En algunas de sus especialidades como rosquitos de canela y limón y minipestiños podemos saborear su impronta árabe.

Medina Sidonia. En el alfajor de Medina, amarguillos, tortas son algunos de sus dulces típicos de la localidad y especialidades de Navidad. Herencia directa de la repostería árabe.

Tarifa. Este bonito pueblo costero además de una cercanía geográfica con Marruecos comparte una tradición pastelera. El más típico de los pasteles tarifeños “La cajilla” tiene clara influencia árabe. No hay que dejar de probar en algunas de sus afamadas pastelerías el gran surtido de dulces árabes, donde la base son la miel, azúcar, almendras, pistachos….

Translate »
Ir al contenido Click to listen highlighted text!